jueves, 7 de agosto de 2014

Irán 2014





Introducción.

Este viaje a Irán, ha sido el viaje esperado durante 5 años. Y desde ahora os digo, que ha merecido la pena
 En 2009, teníamos todo preparado para viajar, programa y visados en regla, pero tras las elecciones presidenciales en Irán del 12 de junio de 2009, se llevaron a cabo protestas en Teherán y otras importantes ciudades en Irán y de todo el mundo contra el presunto fraude electoral y en apoyo del candidato principal de la oposición Mir Hosein Musaví.
La victoria de Ahmadineyad fue muy cuestionada. El presidente electo, dijo que las elecciones habían sido  "completamente libres" y califico su resultado como una "gran victoria para Irán",
Si recordáis, se produjeron importantes revueltas y protestas de los partidarios de la oposición, que fueron fuertemente reprimidas por la policía y por actuaciones de grupos paramilitares. Hubo disparos contra los manifestantes y se confirmaron en 2-3 días una veintena de muertos.
Este viaje a Irán ha resultado espectacular. Mi sensación ha sido de que este país es una potencia y que si no fuera por las sanciones económicas y a las presiones políticas a las que esta sometido, su nivel de desarrollo sería espectacular.
Es evidente que hay un mundo posible, muy a pesar de occidente y de EEUU.

La gente de Irán es muy amable, muy amable. Te miran constantemente y siempre saludan muy sonrientes. Te paran en la calle y te preguntan de donde vienes. Los jóvenes quieren practicar un poco el ingles y buscan una breve conversación. Salvo excepciones (mujeres ya de cierta edad o muy religiosas), a las y los iraníes, les gusta sacarse fotos con el turista, y no te ponen objeciones para que tu puedas fotografiarles.
En cualquier lugar, te ofrecen lo que tienen. Te invitan a tomar un te, a compartir su comida, a cantar con ellos, o a sentarte a su lado y simplemente estar.
En ningún momento nos hemos sentido incómodos, no hemos tenido ninguna sensación de agobio.

En su libro "Negro sobre negro", Ana M Briongos al hablar sobre el titulo de su libro dice:

Sigo encontrando gente que piensa que el titulo de mi libro, da la imagen de un país siniestro, y es posible que así sea, aunque mi intención no fue tal. Si escogí ese título, fue porque de negro visten la mayoría de las mujeres cuando salen a la calle, ya lleven chador o pañuelo; negra es la riqueza que Irán extrae del subsuelo, el petróleo, sobre el que se sustenta su economía; y negro es el manjar exquisito que Irán exporta a toneladas, el caviar. Los otros colores de Irán, se van descubriendo a medida que se va conociendo el país. Irán tiene los colores escondidos, hay que buscarlos y de ahí viene su encanto.

Nuestro viaje ha durado 14 días y nuestro recorrido ha sido el siguiente:


Salida de Barcelona el día 15 de mayo, y tras escala en Estambul, llegaremos a Teherán hacia las 12 de la noche. Al día siguiente, vuelo interno hacia Kerman, y a partir de ahí, autobús hasta completar la vuelta a Teherán, pasando por Yazd, Shiraz, Isfahan, Kashan y Gom.

En total hemos hecho 9.349 km en avión y 2.145 km en autobús.
El grupo eramos 40 personas, un grupo grande, pero no ha habido problemas dignos de mencionar.
En general, una gente estupenda, con la que se podría repetir cualquier viaje. Cuando viajas a países cómo este, ya sabes que puedes tener algunas incomodidades. Todo es diferente a lo que estás acostumbrado y prácticamente casi todos, hemos sabido adaptarnos a las circunstancias.
Hemos tenido un par de jornadas largas en autobús, pero no ha sido pesado. Es más: Nos lo hemos pasado muy bien. Hay algo que se decía en el autobús y que ha quedado en el recuerdo para todos:

¡¡ LOS DE DELANTE POR DELANTE.....!!

Para terminar con la introducción, quiero hacer aquí una mención especial a Rostami, nuestro guía. Sin él, este viaje no habría podido salir tan bien. Eskerrik asko Rostami!!

Teherán.

Turísticamente no tiene gran atractivo, pero los museos más importanes del país, se encuentran aquí.

El símbolo de Teherán es la Torre Azadi.Se construyo en 1971, para conmemorar los 2.500 años de las dinastías iraníes. Su nombre significa Torre de la Libertad.


En Teherán visitamos el Museo Arqueológico, El Museo del Cristal, el Palacio de Golestán.
Por la tarde, daremos una vuelta por los alrededores del Bazar. Al ser viernes, esta casi todo cerrado.
Rostami nos dice que no nos preocupemos, vamos a visitar a lo largo de todos estos días, unos cuantos bazares y muchos de ellos, más auténticos y bonitos que el de Teherán.
El último día, a la vuelta del circuito a Teherán, visitaremos el Mausoleo de Jomeini, mausoleo que todavía esta en obras.
Ahí os dejo algunas imágenes de las visitas realizadas y también de las calles de Teherán.

Algunos ejemplos de lo que se puede ver en el Museo Arqueológico:

El Mural del Rey Dario I


Una momia conservada en sal.


Una copia del Código de Hamurabi


El Museo del Cristal.




Algunas imágenes de la visita al Palacio Golestan.






Algunas imágenes de los alrededores del bazar de Teherán.

El colorido de los puestos de venta de especias y frutos secos.


La gente en la calle.


La venta de zumos naturales.  Exquisitos!!



Kerman.

De  Teheran, vamos a Kerman en un vuelo interno. Volamos con Mahan Air y sorprendido del avión tan moderno en el que hacemos el vuelo. Parece que los Tupolev, hace tiempo que están desapareciendo de las compañías iranies.
Kerman es una ciudad que queda muy alejada de las rutas turísticas, pero la ciudad tiene muchos atractivos. Hay bastantes lugares dignos de ser conocidos.Otro encanto añadido es el paisaje, mezcla de desierto  y montañas nevadas buena parte del año.
En Kerman, a lo largo del primer día, visitaremos la Mezquita del Viernes, el museo de Ganjali Khan, el Bazar Vakil y la Mezquita de Gonbad-e Jabalieh.

Mezquita del viernes.


La vida en las calles de Kerman.



El Bazar Vakil





Al día siguiente salimos camino de la ciudadela de Arge Rayen, considerada como el pequeño Arge Bam.
Desde el terremoto de 2003, en el que murieron unas 40.000 personas, la ciudadela de Bam no se puede visitar (esta prácticamente destruida). Después de Arge Rayen, vamos al pueblo de Mahan, aquí visitaremos el Mausoleo de Shah Nematolahe que es uno de los lugares importantes para los derbiches. Después iremos a  los Jardines del Principe, que es un lugar muy bonito. Son unos jardines de la época qajar (la dinastía qajar gobernó Irán desde 1794, hasta 1925), con muchos árboles, estanques, flores, etc.

Imágenes de Arge Rayen.


 



Imágenes del Jardín del Príncipe.




Mausoleo de Moshtaghi y el rezo del derbiche.




 Nuestra siguiente parada va a ser Yazd, pero la primera noche, no dormiremos en la ciudad. Iremos a dormir al Caravansarai de Zenoidin.
Este caravansarai es del siglo XVI, es uno de los más bonitos de Irán y además destaca por su forma redondeada. Antes de llegar al caravansarai, vamos a pasar por las plantaciones de pistachos, que nos acompañarán durante muchos kilómetros.
El caravansarai está prácticamente en pleno desierto, al borde de unas impresionantes montañas.

Aquí os dejo una imagen del árbol del pistacho.



El Caravansarai Zenoidin y el desierto. Unas bonitas imágenes.







 Yazd.

Estamos en una ciudad de unos 400.000 mil habitantes y ninguna otra ciudad de Irán, tiene una fisonomía parecida. Multitud de cúpulas redondeadas (todas ellas de adobe), se combinan con las torres de ventilación. Todo esto, es consecuencia de la adaptación de la arquitectura, a los rigores del clima (muy cálidas en verano y frías en invierno).

En Yazd, visitaremos las Torres del Silencio, monumentos funerarios pertenecientes al culto zaratrustiano, el Templo del Fuego (del mismo culto), donde se guarda el fuego eterno; el jardín de Dolatabad (donde esta la mayor torre de ventilación de la ciudad); visitaremos el barrio de Fahadan (el más antiguo de la ciudad, todo ello de adobe) y el lugar que se conoce cómo la Prisión de Alejandro.
La primera noche que llegamos, dormiremos en el Caravansarai

Vista de la Plaza de Yazd, conocida como Amir Chakhmaq.


Las Torres del Silencio



 El Templo del Fuego.


El Jardin de Dolatabad y la torre de ventiilación más grande de Yazd.



Vistas desde el Barrio de Dolatabad y la Prisión de Alejandro.




Imagenes de las calles de Yazd y del bazar.





Después de Yazd, nuestra siguiente parada va a ser en Shiraz. Cuando uno viaja a Irán, este es uno de los lugares de obligada visita. Dicen que es una de las ciudades más bonitas de Irán.
A Shiraz se la conoce como la ciudad de las flores y de los poetas.Los poetas Hafez y Saadi, vivieron y murieron en esta ciudad. Shiraz tiene 1,5 millones de habitantes y se la puede calificar como una ciudad habitable, cultural, abierta y un centro de ciencia.
El poeta Hafez escribió:
Shiraz, ¡que el cielo te guarde! Pues lo mereces, a fe; En todo el mundo no hay ciudad tan gentil y bella como tu, ni que se adorne de tal gracia y esplendor.
(Guia Rumbo a Irán, escrita por Toni Vives editada por Laertes).

Antes de llegar a Shiraz, vamos a detenernos en la población Abarkuh (como curiosidad veremos el que dicen que es el ciprés más antigua del mundo),  y después en la de Pasagarda, donde visitaremos la tumba de Ciro el Grande y las ruinas de los palacios de la época.

Imagen del famoso ciprés.




Imagen de la tumba de Ciro y las ruinas del palacio de donde Ciro, recibía a las visitas que llegaban a rendirle pleitesía.



Llegamos a Shiraz por la tarde y después de dejar las maletas en el hotel y antes de cenar vamos a visitar el Mausoleo del poeta Saadi. El de Hafez lo visitaremos al día siguiente, pero adjunto aquí una fotografía también de este último.

Mausoleo de Saadi.


Mausoleo de Hafez.



Es impresionante la cantidad de gente que acude a visitar los mausoleos de los poetas. Hay un verdadero culto hacia ellos.

Al día siguiente muy de mañana, nos dirigimos a Persépolis.
¿Y qué podemos decir de Persépolis? Pues sencillamente, que solo con Persépolis, tenemos un blog completo. Es un día caluroso, hemos madrugado pero inevitablemente pasaremos calor. La visita va a durar unas cuantas horas.
Persépolis es un nombre griego, que significa "Ciudad de Persia". Los persas la llamaron "el Trono de Jamshid". Dario I, inició su construcción en el 518 a de C, y fue destruida por las tropas de Alejandro Magno en el 331 a de C.
No voy a describir Persépolis, las imágenes creo que hablan por si solas.




 













 Hay que añadir respecto a Shiraz,  que es una ciudad muy moderna. Amplias avenidas flanqueadas por árboles, abundantes monumentos, jardines y mezquitas. Shiraz es una ciudad universitaria. Los estudiantes están deseosos de hablar con los visitantes.
El tiempo que nos queda visitaremos la Ciudadela de Agre Karim Khan, el Bazar, los jardines de Eram y los de Naranjestan y las Mezquitas de Vakil, la de Ali Ebne Hamzed y la Mezquita Rosa.

Vista de los jardines que están junto a la ciudadela de Karim Khan.


Los Jardines Eram y Naranjestan




La Mezquita de Vakil.


La Mezquita Rosa.


Imágenes del Bazar.



El siguiente destino es Isfahan. Yo creo que la mayoría del grupo (igual que les ocurre a casi todos los visitantes de Irán), estamos de acuerdo en que esta ciudad es la que mejor recuerdo nos ha dejado del viaje.
Los abundantes monumentos, la  artesanía, la amabilidad de la gente, etc, no hacen sino confirmar todo esto.
La oferta que hay en artesanía es muy variada, lo más destacado que podemos encontrar son: las alfombras, las miniaturas, artesanía del cobre y del latón, las reproducciones de azulejos, los tejidos estampados, azafrán, etc. En el bazar (en el entorno de la Plaza del Imán), vas a encontrar de todo. Cosas de calidad también.
Otra de las atracciones de Isfahan, son las casas de té. tienen todo el encanto y atractivo que te puedas imaginar. El tomarte un par de tés y fumar una pipa, no tiene precio.

En Isfahan a lo largo de los 3 días que vamos a estar en la ciudad, vamos a pasear por la Plaza del Imán (la segunda plaza más grande del mundo), visitaremos La Mezquita del Imam y la de Shelkj Lotfollah, el Palacio de Ali Qapu, la Catedral y el Museo del Vank (Armenia), la Mezquita del Viernes, pasearemos por el puente de Sio She Pol (puente de ños 33 arcos) y por supuesto, nos perderemos un rato por el bazar.
De todos modos es difícil describir la ciudad, con unas cuantas fotos (nunca son suficientes), os podréis hacer una idea del porque Isfahan, "es la mitad del mundo".


















Y ya acerca el final del viaje. ¡Que lástima! Después de Isfahan, nos quedan por visitar las ciudades de Kashan y de Gom. Pero antes de llegar a Kashan, nos acercaremos a la población de Abianeh. Esta población situada a 2.500 metros de altitud, es uno de los sitios con más encanto de todo Irán.
Una de las curiosidades de Abianeh, es la lengua que hablan sus habitantes, parece que se trata (según los estudiosos), de una de las formas más puras de la lengua persa.
Las mujeres visten de una forma muy especial (tradicional), todo muy colorido. A las mujeres mayores, no les gusta que se les fotografíe, las fotos hay que hacerlas casi, casi sin que se den cuenta. No hay problemas para fotografiar a los niños y a las mujeres jóvenes (cómo la de la tienda de recuerdos).



Kashan es una ciudad que merece la pena visitar. A comparación del bullicio de Isfahan, se nos presenta como una ciudad tranquila, plagada de monumentos (alguno de ellos de gran valor artístico).
En primavera, Kashan huele a rosas. En los campos cercanos se cultivan las rosas y se destila sin descanso el agua de rosas. Kashan es conocida también por sus alfombras, la seda y la cerámica.
Algunos de los sitios que hemos visitado en Kashan:
La casa de Tabatabaei.


La Mezquita y Madrasa de Agha Bozorg






El Bazar.


Los campos de rosas.

El final de la estancia en Kashan, lo hacemos visitando una "casa de la fuerza" (Zur Janeh), donde nos realizan una demostración de Bastani, que es un deporte tradicional irani de más de 1200 años de antigüedad.





Y ya la siguiente parada va a ser Gom (Qom). Uno de los lugares sagrados para los chiitas, ya que aquí se encuentra el Mausoleo de Fátima con su cúpula dorada (de oro), en cuyo interior descansan los restos de Fátima Hazrat Massoumeh, la hermana del Octavo Imán, el Imán Reza. Los no musulmanes tienen prohibida la entrada al mausoleo.
En Gom, hay una importante concentración de escuelas de estudios islámicos, y por sus calles te encontrarás con multitud de mulas y de ayatolas, que imparten clases a estudiantes de todas las edades. Es muy frecuente ver a los "sayeds", que son los llamados descendientes directos de Mahoma, a los que se identifica por sus turbantes negros.
Parece que siempre ha estado en discusión el interés que para el turismo puede tener esta ciudad, por el hecho de que los mayores monumentos de la ciudad están prohibidos para los no musulmanes, pero creo que merece la pena pasear por sus calles, observar a la gente, y si se puede y lo aceptan, hablar con ellos.







Ya se está acabando el viaje. Nos queda camino de Teherán, por visitar el Mausoleo de Jomeini.
En realidad no es que este lugar tenga un interés turístico especial, pero que duda cabe que visitar el Mausoleo y llegar hasta el lugar donde reposan los restos de Jomeini, tiene su atractivo.
No nos tenemos que olvidar que Jomeini es el líder político-espiritual de la revolución de 1979 en Irán. Las potencias occidentales lo consideraban un líder mesiánico, cuyas iniciativas políticas ponían en peligro la estabilidad internacional. En 1979 derrocó al Shah de Irán, Mohammad Reza Pahlevi y gobernó el país hasta su fallecimiento en 1989. Es considerado el fundador de la República Islámica de Irán.



 Hasta aquí el viaje a Irán. Es dificil de explicar las buenas sensaciones que hemos tenido durante los 14 días que ha durado, a todos aquellos que sin conocer el país, se ven influenciados por la propaganda tan negativa que se hace desde occidente. El viaje es bonito, Irán tiene un grandísimo patrimonio cultural, y la gente es super agradable. Poco más hay que decir.




2 comentarios:

  1. Bona tarda :
    Un trabajo excelente , me encanta
    refresco los lugares visitados y bienen gratos recuerdos
    Un abrazo !
    Jordi i Mercè

    ResponderEliminar